El solemne funeral del Duque de Edimburgo

Funeral del Duque de Edimburgo

Este día se ha celebrado en el Castillo de Windsor el funeral del Duque Felipe de Edimburgo el esposo de la reina Isabel II, y quien fuera su compañero de vida por casi 74 años.

Tras su muerte la semana pasada el 9 de abril a los 99 años de edad, la Casa Real Británica anunció un solemne funeral al Duque de Edimburgo pero de manera privada por las restricciones de la pandemia y claro por una petición de él mismo quien pidió un funeral familiar, no uno de estado al cual habría tenido derecho como miembro de la realeza.

Este sábado en la capilla de San Jorge la misma donde se casaron Harry y Meghan se han realizado los actos fúnebres encabezados por Isabell II y claro acompañada de sus cuatro hijos la princesa Ana, el príncipe Carlos, Andrew y Eduardo quienes junto a William y Harry han seguido el recorrido del vehículo con los restos mortales del Duque de Edimburgo hasta el altar donde se realizó la misa en su memoria.

Ver Londres decretó 8 días de luto previo al funeral de Felipe

La duquesa de Cambridge, Kate Middleton, la de Cornualles Camila y las nietas adoradas del Felipe Eugenia y Beatriz en compañía de sus esposos.

Con fuertes medidas de bioseguridad pero con la solemnidad que caracteriza cada evento de la Familia Real Británica, cánticos de la iglesia gótica y la reflexión del obispo que hizo referencia a la pasión del Duque de Edimburgo por los mares y su función como miembro de la Marina Real.

Un homenaje a su tierra natal Grecia

En su caja fúnebre el bastón de mariscal de campo, sus alas de la Royal Air Force y claro motivos decorativos de Grecia y Dinamarca, fueron indispensables en el altar de la capilla de San Jorge.

Como lo mencionamos anteriormente a la ceremonia solo asistieron 30 invitados todos con mascarillas y bajo las fuertes medidas de bioseguridad y las estrictas reglas de bioseguridad.

Mientras el féretro recorrió la avenida hasta la capilla salvas y campanadas le dieron el último adiós a quien fuera considerado el más irreverente, impropio de comentarios de la Casa Real.

Cerrar