lunes 04 de junio 2018

‘¡Qué mentirosa!’: los cambios de ánimo de Nahir Galarza que marcaron la primera audiencia del asesinato de su ex

La joven de 19 años está acusada de homicidio doblemente calificado por la muerte de Fernando Pastorizzo, con quien mantuvo una relación sentimental.

De la misma forma en que modificó en más de una oportunidad su declaración, la primera audiencia por el asesinato de su exnovio Fernando Pastorizzo estuvo marcada por los cambios de ánimo de Nahir Galarza (19). La joven argentina está acusada de homicidio doblemente calificado por la «relación de pareja» con la víctima y el «uso de arma de fuego», por lo que podría ser condenada a cadena perpetua de ser hallada culpable. 

En el inicio del juicio en su contra se dio lectura a la imputación. A la chica se le acusa de haber asesinado de dos balazos a su ex, la madrugada del 29 de diciembre de 2017 en Gualeguaychú, donde el joven de 20 años fue hallado malherido en la calle, con un tiro en la espalda y otro en el pecho, junto a su motocicleta y dos cascos. 

La defensa de la joven adelantó en la primera jornada que solicitó la figura de homicidio simple por violencia de género en contra de Galarza y pidió que no se tenga en cuenta su primera declaración, realizada el día del crimen y en la que admitió su culpabilidad. En el inicio la chica no declaró y se le vio «demasiado relajada», publica Elonce TV.  

Sin embargo, en la audiencia se informó que fueron incorporadas como pruebas a la causa, las dos declaraciones de la imputada por el asesinato de Pastorizzo. La primera autoincriminatoria y una segunda, en que la acusada cambió su relato y declaró que la muerte de su novio se dio en el marco de un accidente, donde el arma se activó sin intención. 

Al ser leídos ambos documentos, el gesto de Nahir comenzó a cambiar rotundamente. Por primera vez, la imputada se mostró quebrada emocionalmente delante del Tribunal. Se le vio sollozar y solicitar un pañuelo a una uniformada que se encontraba a sus espaldas. 

Una de las primeras testigos en declarar este lunes, fue Silvia Mantegazza, madre de Fernando, quien durante su testimonio relató cómo conoció a Nahir y la relación tóxica que mantuvo con su hijo. Cuando la mujer estaba en el estrado, un grito de Galarza sorprendió a los presentes: «¡Qué mentirosa!», le lanzó la chica a su exsuegra. 

En la oportunidad, uno de los abogados que representa a la familia de la víctima confirmó la idea es incluir entre los agravantes la «alevosía», porque consideran que el crimen fue «planificado» y afirmó que esperan que Galarza sea condenada a prisión perpetua. Por su parte, la defensa aguarda un fallo favorable, es decir, que la chica quede libre o cumpla una pena no mayor a cinco años.

Fotos: Redes sociales/Captura de YouTube. 

pixel

//

Cerrar