viernes 03 de agosto 2018

El plan de Pablo Escobar para ‘esconder’ su fortuna por si era capturado o asesinado

El jefe del Cartel de Medellín repartió sus bienes entre familiares y amigos para que no quedaran en manos de la justicia.

Infobae

Antes de ser abatido en diciembre de 1993, el temido capo del Cartel de Medellín, Pablo Escobar, repartió gran parte de sus bienes a familiares y amigos, con la intención de que no entraran a extinción de dominio. Ello, lo empezó a hacer desde 1980 cuando participaba en política dentro del partido Liberal.

Durante muchos años Escobar pasó desapercibido por las autoridades y la opinión pública. Pero cuando empezaban las primeras conversaciones para establecer la extradición a Estados Unidos de narcotraficantes, el capo decidió participar en política para evitar dicho acuerdo. En ese momento iniciaron los rumores de sus nexos con la mafia.

A sabiendas de lo que pasaría si era capturado o asesinado por las autoridades, decidió ir repartiendo sus bienes para que no quedaran en manos de la justicia. Los dividió entre su esposa Victoria Eugenia Henao, su entonces único hijo Juan Pablo, sus padres, sus hermanos y una tía. Así pudo constatar la revista Semana.

El hijo del capo ya había mencionado la repartición en su libro ‘Mi padre’, aunque solo hablaba de unas obras de arte. «Estábamos dispuestos a cumplir al pie de la letra su voluntad expresada en que el 50 por ciento le correspondía a mi madre como socia conyugal, el 37,5 era para mí y el 12,5 restante, denominado la Cuarta de Libre Disposición, para mis abuelos, Hermilda y Abel, para mis tíos paternos y una tía suya», describió.

La situación retomó interés este año cuando un juez de Antioquia solicitó la extinción de dominio a 16 inmuebles que estaban a nombre de la madre y hermana de John Jairo Velásquez Vásquez, alias Popeye, quien fue uno de los principales sicarios de Escobar; y de otras propiedades de Victoria Eugenia Henao.

En ese momento salió a relucir otro testamento en que el capo incluyó en su fortuna a hermanos y a su hija Manuela; como afirma Pulzo. La familia mantuvo el hecho en secreto bajo acuerdos privados, por eso nunca habían salido a relucir. Pues muchos de los inmuebles más importantes de Escobar sí entraron en extinción de dominio, como la famosa hacienda Nápoles.

«Ninguno en mi familia paterna jamás trabajó por su cuenta, todos sin excepción, si aún hoy visten o se toman un café en la calle, es de cuenta de mi padre, no de ellos», aseguró Juan Pablo Escobar en su libro.

Fotos: Wikipedia

pixel

//

Cerrar