Ciudadano británico vivió cinco años en la calle en Honduras tras que su novia lo dejó

Jason Moroney de 33 años regresará a Malta

Jason Moroney de 33 años de edad y europeo de nacimiento y había permanecido cinco años viviendo en las calles de Honduras intentando comunicarse en un idioma que no era el suyo para pedir que alguien lo trasladara a su país de origen.

Hoy la Policía Nacional con la ayuda de la INTERPOL han logrado iniciar su proceso de identificación, mientras le veían recoger basura para comer se acercaron a él y lograron constatar que no era de nacionalidad hondureña.

No se detalla la condición mental de Jason y cómo este logró a vivir en la mendicidad pero sí él logró relatar como era su vida antes de venir a Honduras.

Moroney, era buscado por la Oficina Central Nacional de la Policía Internacional de Manchester, mediante una alerta internacional. En Malta se graduó de Economía y decidió viajar en 2015 a Honduras con una hondureña que conoció en Barcelona y con quien tenía una relación.

En territorio hondureño se separó de ella y luego no tuvo donde vivir hasta que la situación lo obligó a vivir cinco años en la calle sin que pudiese comunicarse con alguien en su idioma.

Gracias al trabajo y relaciones que tiene la Policía Nacional a través de la Policía Internacional (INTERPOL) de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), este jueves se logró rescatar de las calles a un ciudadano maltés que se encontraba en el país desde hace cinco años.

Los agentes encargados de su búsqueda, lograron localizarlo en las cercanías del Parque Central, cuando buscaba comida entre la basura.

La primera reacción de Jason, fue de sorpresa al observar que se podía comunicar perfectamente con los funcionarios y que estos estaban dispuestos a ayudarle.

Al conocer su historia y las dificultades por las que había atravesado; los agentes de INTERPOL, lo llevaron a que se bañara, le compraron ropa y comida.

Moroney, era buscado por la Oficina Central Nacional de la Policía Internacional de Manchester, mediante una alerta internacional.

La INTERPOL de Honduras, después de coordinar su búsqueda y recuperación con el consulado Británico con sede en Guatemala, hará la entrega de Jason Moroney, a un representante de la organización Salvation Army, quienes realizarán su traslado a Europa.

Cerrar