lunes 01 de agosto 2016

Así lucía antes de las inyecciones el hombre que casi pierde sus brazos por parecerse a «Hulk»

El brasileño saltó a la fama luego de que se diera a conocer su insólito caso y las graves consecuencias que casi sufre su salud.

Romario Dos Santo Alves, un brasileño aficionado al culturismo de 26 años, se dio a conocer en el mundo, luego de que estuviese punto de perder la vida y los brazos al inyectarse en sus bíceps una mezcla compuesta por aceite mineral, analgésico y alcohol para aumentar su tamaño.

El joven, quien estuvo prácticamente durante un año introduciendo esta mezcla tóxica, conocida como Synthol, dos veces por semana, recibió en más de una oportunidad una advertencias de sus médicos de que debía parar o tendrían que amputarle sus extremidades.

"Si lo tomas una vez habrá una segunda. Es adictivo (…) Recuerdo que el médico me dijo que tendría que amputarme ambos brazos. Me dijeron todo lo que había dentro: mis músculos eran roca", explicó el hombre.

Sin embargo, Romario logró ponerle final a su adicción hace cinco años y sustituyó la sustancia por suplementos alimentarios de crecimiento muscular. Esto luego de que su esposa, Marisangela Marinho, lo amenazara con dejarle si no terminaba con todo.

Pero las cosas no fueron tan fácil en su camino de cambiar de vida, ya que Romario incluso perdió su trabajo tras intentar suicidarse cuando su esposa tenía tan sólo seis meses de embarazo.

"Perdí el control y podría haber muerto todo porque quería unos músculos más grandes. No vale la pena", sentenció el brasileño sobre su duro pasado.

Dado que todos lo conocen como el doble de Brasil de "Hulk" y la extraña forma que tomó su cuerpo, sus fotografías antes del proceso han causado impacto.

¡Mira como lucía!

Romario-Dos-Santos-Alves

1235360_170102286511179_1840275945_n

Romario-Dos-Santos-Alves (1)

8426a7adae906a05ba601c169bb7d891

Fotos: Facebook Romario Dos Santo Alves

Cerrar