primera vez dos mujeres que ocuparon la tribuna detrás del gobernante