domingo 06 de mayo 2018

Se estaba arreglando el busto frente a un vidrio y pasó la vergüenza de su vida

La joven también aprovechó de hurgarse la nariz, sin imaginar que estaba siendo observada de muy cerca.

Todos alguna vez hemos necesitado mirarnos -a falta de espejo- en un vidrio. Ya sea para arreglarnos, verificar que todo este en su lugar o simplemente por gusto; en más de una ocasión hemos tenido que recurrir a una vitrina o la ventana de un automóvil. 

Una confiada chica con rasgos orientales tuvo esta necesidad mientras paseaba por la calle y decidió utilizar la ventanilla polarizada de un vehículo para arreglarse el busto, además de aprovechar de hurgarse la nariz. 

Sin embargo, la chica terminó pasando la vergüenza de su vida, pues el conductor del automóvil estaba dentro, algo que ella claramente no se esperaba. 

Foto: Captura de YouTube.

pixel

//

Cerrar