viernes 05 de marzo 2021

ONU señala que el 17% de los alimentos en el mundo termina en la basura

Según el Índice Global de Desperdicio de Alimentos, en 2019 se generaron unas 931 millones de toneladas de residuos alimentarios a nivel mundial.

El 17% de todos los alimentos disponibles en el mundo se desperdicia. Así lo indica el Índice Global de Desperdicio de Alimentos publicado esta semana por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la organización benéfica británica WRAP.

Según el informe, en 2019 se generaron unas 931 millones de toneladas de residuos alimentarios a nivel mundial, siendo los hogares los que más desperdicios generan, alcanzando un 61%, mientras que el comercio minorista y los servicios de alimentación generando un 13% y un 26% respectivamente.

«Si queremos tomarnos en serio la lucha contra el cambio climático, la pérdida de naturaleza y biodiversidad y la contaminación y los residuos, las empresas, los gobiernos y los ciudadanos de todo el mundo tienen que hacer su parte para reducir el desperdicio de alimentos», dijo el director ejecutivo del PNUMA, Inger Anderson, según informa DW.

Aunque hace un lustro la ONU acordó los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) con el objetivo de reducir a la mitad el desperdicio de alimentos per cápita en el mundo para 2030, los datos revelados señalan que durante 2019 al menos 690 millones de personas se vieron afectadas por el hambre, cifra que podría aumentar por la pandemia del coronavirus.

Aunque se pensaba que el desperdicio de alimentos era un problema en los países de altos ingresos, el informe concluye que la cantidad de residuos alimentarios en los hogares es similar en naciones de ingresos altos, medios-altos y medios-bajos.

El documento aclara que faltan datos a nivel mundial, ya que existe poca información de los países de bajos ingresos o de los residuos de los comercios y servicios fuera de los países de altos ingresos.

«Los enfoques para abordar el desperdicio de alimentos difieren según el país», explica Quested. «Por lo tanto, para garantizar que las soluciones son apropiadas para un país en particular, deben basarse en la evidencia relevante para ese país».

Para obtener mayores datos sobre la realidad de algunas naciones, el PNUMA tiene previsto enviar un cuestionario a las oficinas nacionales de estadística y a los ministerios de Medio Ambiente cada dos años para coordinar la recolección de información y la presentación de informes.

Foto: Shutterstock

Cerrar