lunes 12 de noviembre 2018

Novia chocó camino a la iglesia, sufrió varias fracturas y no suspendió la boda

La mujer se fracturó dos costillas, además sufrió un esguince en una pierna y rotura de ligamento.

Era el día más importante de su vida y no estaba dispuesta a que nada lo arruinara, ni siquiera un accidente automovilístico que le dejó dos costillas fraturadas, un esguince y una rotura de ligamento. A pesar de las graves lesiones, la novia no suspendió la boda y llegó como pudo a la iglesia para dar el «sí».

Jocelyn Silva (36) y su novio Claudio, quisieron darle un toque especial a su matrimonio, y para ello decidieron contratar un automóvil antiguo, específicamente un Fiat 1400 del año 1951, en el que la novia llegaría hasta la iglesia y que posteriormente los trasladaría ya casados, hasta la fiesta, en la ciudad de La Serena, en Chile.

Pero un incidente en el camino cambió todo, o casi. En un video se ve como Jocelyn junto a su hija de 5 años y su padre, iban rumbo a la iglesia, cuando se oye al chofer diciendo: «Se cortaron los frenos». En ese momento se ve como se sujetan entre todos para evitar mayores daños mientras el conductor intenta realizar maniobras y no volcarse, publica el sitio Observatodo. 

Luego de esto, se escucha como explican que todos resultaron lesionados, luego de que el chofer lograra frenar de manera brusca. «Mi hija de 5 años resultó con fractura de tobillo, yo con 2 costillas fracturadas y esguince en la pierna con rotura de ligamento, y mi padre policontuso», detalló la mujer.

Mientras Claudio esperaba sin saber lo que ocurría, la ambulancia iba camino al lugar del accidente. «Tuve pérdida de conciencia por 5 minutos. Estaba muy aturdida cuando llegó la ambulancia. Ellos me inmovilizaron y me pusieron en una camilla», declaró Jocelyn en LUN.

A pesar de no estar muy bien físicamente, la novia no quiso posponer la boda. «Les dije que tenía que llegar a la iglesia, que no me importaba cómo estaba. Ellos me ayudaron limpiando mis heridas, ordenaron mi peinado y mi tocado. Trataron de ponerme bonita. Era el día más importante y no podía dejar que se arruinara», manifestó.

Para Jocelyn no había fractura ni heridas que pudieran empañar un día tan especial para ambos y que se les había costado tanto tener. «Estamos hace 16 años juntos y hemos pasado por tantas cosas. Habíamos aplazado muchos el matrimonio por mis problemas de salud», confesó. 

De todas maneras, lo que sí debieron suspender fue la luna miel, la que sería en Puerto Varas, al sur del país, para entablar acciones legales contra la empresa de Autos Clásicos La Serena, debido a los daños sufridos.

Foto: Captura de video.

pixel

//

Cerrar