jueves 17 de junio 2021

No más cuerpos imposibles: Victoria’s Secret apuesta por el empoderamiento y por “lo que las mujeres quieren”

La futbolista y activista Megan Rapinoe será una de sus modelos. Su objetivo es dejar atrás los cánones de belleza inalcanzables y destacar los logros profesionales, como una forma de inspirar un cambio en las mujeres y en la sociedad.

Por años los desfiles de Victoria’s Secret y sus «ángeles» llenaron páginas de revistas de moda y horas de transmisiones en medios de comunicación, donde cuerpos con cánones de belleza distorsionados e inalcanzables eran aplaudidos e idolatrados.

Pero el mundo hace tiempo que está cambiando y movimientos como MeToo hicieron que la compañía de ropa interior fuera cuestionada, más cuando se conoció la relación de su propietario con Jeffrey Epstein.

Es por ello que en 2019 la empresa estadounidense puso fin al famoso desfile de sus «ángeles», dando a entender que debían dar un giro en su propuesta acorde a los tiempos que corren.

«Cuando el mundo estaba cambiando, fuimos demasiado lentos para responder», afirmó Martin Waters, exdirector de negocios internacionales de Victoria’s Secret.

Ahora Waters fue nombrado director ejecutivo de la marca y con ello la firma de lencería dio otro giro, donde el foco está puesto en el empoderamiento de la mujer y la aceptación de sus cuerpos.

«Necesitábamos dejar de ser lo que quieren los hombres y ser lo que quieren las mujeres», afirmó Waters. Sus palabras se traducen en algo concreto: la nueva plataforma The VS Collective en la que siete destacadas mujeres que serán sus embajadoras por sus logros profesionales y no por sus cuerpos.

El grupo estará conformado por la futbolista y activista LGBTQIA+ Megan Rapinoe; la actriz, productora y empresaria Priyanka Chopra; la modelo, refugiada y defensora de la salud mental Adut Akech; la periodista, fotógrafa, fundadora del proyecto Girl Gaze y defensora de la igualdad Amanda de Cadenet; la modelo transgénero, actriz y activista LGBTQIA+ Valentina Sampaio; la esquiadora y campeona mundial de estilo libre, defensora del deporte juvenil y femenino y modelo Eileen Gu; la modelo y defensora de la diversidad Paloma Elesser.

El objetivo no estará puesto en los desfiles o pasarelas, sino en que sean figuras que inspiren un cambio en las mujeres y en la sociedad.

El trabajo de estas seis mujeres no se limitará solo a ser embajadoras sino que también «se extiende a la consultoría sobre el lenguaje que utiliza la empresa, la variedad de productos que ofrece y la narrativa que están impulsando».

Aunque el encaje y las transparencias no van a desaparecer totalmente de las tiendas, lo que sí empezaremos a ver serán otro tipo de productos más funcionales y del día a día que todas podemos demandar con más asiduidad como ropa deportiva, sujetadores de maternidad o de posmastectomía, según señala Elle.

El cambio no solo será estético, ya que la idea es que también haya más mujeres en los cargos directivos, tiendas con una imagen más ligera, maniquíes con cuerpos reales y un posible regreso de su en 2022 pero con un formato totalmente diferente.

Foto: Shutterstock