Murió el “Hulk brasileño”, el famoso fisicoculturista que se inyectaba aceite en sus músculos

Brasil

El fisicoculturista Valdir Segato, que era furor en TikTok por sus grandes bíceps de casi 60 centímetros, murió como consecuencia de las fuertes dosis de Synthol que se inyectó en sus músculos para aumentar su figura.

 Lo conocían como el “Hulk brasileño” y, justo el día de su cumpleaños número 55, falleció como consecuencia de un paro cardíaco.

Los medios locales informaron que el hombre comenzó a tener dificultades para respirar el día de su cumpleaños en su casa en Ribeirao Preto, sureste de Brasil, y fue trasladado de urgencia a un hospital. Según el portal de entretenimiento TMZ, el sueño de Valdir era verse como su ídolo, nada más y nada menos que Arnold Schwarzenegger o el propio El Increíble Hulk.

Hace seis años Segato no escuchó los riesgos que le indicaron los especialistas, que incluso le llegaron a avisar de una desfiguración o una probable amputación pues podría generarle un daño irreparable en los nervios.

El synthol es el resultado peligroso de la mezcla de aceite, lidocaína y alcohol bencílico, la cual permite un aumento inmediato del volumen debido a que funciona como un implante sobre el cuerpo. El uso de esa sustancia aumenta el riesgo de infecciones, fibrosis muscular, tumores, problemas cerebrales y musculares.

Según indicó en una entrevista de la cadena británica BBC, el Hulk brasileño aseguró que optó por ese camino debido a que entrenaba mucho en el gimnasio, pero no consiguió los mismos resultados que otras personas. “Estaba muy flaco, quería ser como ellos”, indicó el hombre que había tomado recurrió a los entrenamientos para dejar su adicción a las drogas.

“Me llaman Hulk, Schwarzenegger y He-Man todo el tiempo y eso me gusta. He doblado el tamaño de mis bíceps, pero todavía quiero ser más grande”, sostuvo en otro reportaje a The Mirror en 2016.