sábado 24 de noviembre 2018

Mito derribado: la cerveza no provoca gases como todo el mundo cree

Un nuevo estudio de una universidad de Madrid, España, barre con esta creencia.

La cerveza solo suele llevarse elogios, pero hay una característica negativa que se le ha atribuido eternamente: que hincha y provoca gases. Sin embargo, esta creencia parece no tener ningún asidero, como lo ha demostrado una investigaciónn reciente.

Se trata de un estudio pionero presentado en la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid y publicado este año en la revista científica internacional Neurogastroenterology Motility.

Bajo el titulo «Influencia de la ingesta de cerveza sobre la fisiología gastroesofágica y síntomas digestivos postprandiales», el Doctor Enrique Rey Díaz-Rubio y su equipo han querido demostrar que un consumo moderado de esta bebida fermentada no aumenta los episodios de reflujo gastroesofágico.

El estudio analizó a un grupo de adultos sanos mayores de 18 años, sin síntomas digestivos frecuentes ni enfermedad por reflujo gastroesofágico conocida. El objetivo principal fue evaluar si el consumo moderado de cerveza se asociaría con la generación de síntomas digestivos altos como acidez, regurgitación y saciedad precoz en el período posterior a las comidas, publica La Vanguardia.

«En una situación real, la cerveza no parece promover los síntomas dispépticos, aquellos que provocan una digestión pesada y de reflujo cuando es consumida de forma moderada, es decir, 2 cañas al día para los hombres y 1 para las mujeres», explicó el Dr. Enrique Rey.

Es más, el estudio apunta a que el consumo de cerveza moderado tampoco provoca trastornos gastrointestinales o de sensibilidad gástrica que alteren la digestión, otro de los grandes mitos que con la evidencia científica ahora queda derribado.

Fotos: Shutterstock.

pixel

//

Cerrar