viernes 06 de noviembre 2020

Líderes republicanos se desmarcan de las acusaciones de fraude de Trump

"Tomarse días para contar los votos emitidos legalmente NO es fraude", dijo Marco Rubio, senador por el estado de Florida.

El miércoles todavía no había terminado de contabilizar todos los votos, cuando el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se declaró ganador de las elecciones y denunció "fraude", sin ninguna prueba que lo respalde.

Sin embargo, su sector mantuvo distancia y no apoyó sus declaraciones. Mitch McConnell, líder de la mayoría republicana en el Senado y uno de los aliados del mandatario, salió al paso de las afirmaciones del gobernante y señaló que los candidatos deben adaptarse "a las reglas de cada estado". "Afirmar que ganó las elecciones es diferente a terminar el conteo", dijo el senador a la prensa.

Además, pidió respetar la soberanía y autonomía de los estados. "La decisión de los estados sobre cómo llevar a cabo la elección no es asunto del gobierno federal", agregó, según informa Huffington Post. Otro que cuestionó las declaraciones de Trump fue Marco Rubio, senador por el estado de Florida. "Tomarse días para contar los votos emitidos legalmente NO es fraude", dijo en su cuenta de Twitter.

Por su parte, el exgobernador republicano Chris Christie, aseguró a la cadena ABC News que hay que dejar que el proceso se desarrolle antes de juzgarlo como defectuoso.

"Es una mala decisión estratégica, es una mala decisión política y no es el tipo de decisión que se esperaría que tomara esta noche alguien que ocupa el cargo que ocupa", agregó Christie, quien además es asesor de Trump. Hasta el momento Joe Biden está a un paso de ganar las elecciones. Tiene 264 delegados en el Colegio Electoral, versus los 214 que acumula Trump, por lo que solo seis votos lo separan de la Casa Blanca. Foto: Shutterstock