martes 03 de abril 2018

La terrible historia del niño de 5 años que buscaba dulces, halló un arma y mató a su hermano

El pequeño pensó que se trataba de un juguete que su padre mantenía escondido en su habitación.

infobae

A sus cinco años, creyó que lo que tenía en sus manos era un juguete. Uno similar con el que alguna vez ya había jugado. Pero esta vez lo encontró en la cómoda de la habitación de sus padres, mientras hurgaba en los cajones en busca de unos dulces. Subió donde estaba su hermano dos años mayor, Jermon Perry, y accionó el gatillo.

Un fogonazo, un estruendo y una bala atravesaron el cuarto. El disparo impactó en la cabeza de Jermon. Su madre, Michelle Lawson (37 años), quien estaba en el piso inferior, subió urgente la escalera para observar la escena. Su pequeño hijo con un arma aún humeante en las manos. El mayor de ellos, tendido en el sillón en el que estaba disfrutando de unos video juegos. Moriría pocos minutos después en el hospital.

El hecho ocurrió en la tarde del sábado 31 de marzo en el número 3100 de la avenida California de Saint Louis, Missouri, que se vio conmovido con la tragedia que enluta no sólo a una familia, sino a todo una ciudad. El padre de los niños, Jericho Perry (39 años) tenía licencia para portar armas, según relataron familiares al diario local St Louis Post Dispatch.

«Él nunca pensó que encontrarían el arma. Ellos estaban arriba y su madre estaba abajo, en la cocina, cocinando. Ella solía esconder los dulces para que no los encontraran«, indicó Erica Jones, allegado a la familia y que actúa como su vocero. «Jermon era el chico más dulce«, agregó la mujer.

La familia además atraviesa un momento delicado. Lawson padece de cáncer. Hace cuatro años atravesó una doble masectomía. Pero la enfermedad volvió. Estuvo internada hasta hace unos pocos días y retornó a su hogar. La vuelta fue un horror. Una pesadilla que nunca olvidará.

Devastada, sólo pudo escribir unas breves palabras en su perfil de Facebook. «Les agradezco a todos desde el fondo de mi corazón. No puedo entender esto, pero todo lo que sé es que estoy rota para siempre«.

De acuerdo a un estudio de 2015 de la Biblioteca Nacional de Medicina alrededor de 100 niños menores de 14 años mueren producto de disparos accidentales en sus hogares en los Estados Unidos.

Fotos: Captura de Youtube

pixel

//

Cerrar