viernes 19 de marzo 2021

La mujer de 69 años que burló la seguridad de los aeropuertos y viajó 30 veces gratis por el mundo

Marilyn Hartman es la mayor polizona en serie de Estados Unidos, lo que la ha llevado a pasar por varias cárceles y centros de salud mental.

Su apariencia es la de una señora bonachona e incapaz de hacer el mal. Sin embargo, Marilyn Hartman, de 69 años, fue la pesadilla en los aeropuertos del mundo, donde logró engañar a la seguridad y viajar más de treinta veces gratis sin siquiera llevar sus documentos.

Esta mujer apareció por primera vez en los medios de comunicación después de ser descubierta volando sin billete entre Los Ángeles y San José en agosto de 2014. Fue arrestada y sentenciada a libertad condicional ese mismo día en un juicio rápido, pero al día siguiente fue detenida de nuevo en el aeropuerto de Los Ángeles cuando pretendía volver a volar gratis.

A partir de ese momento, sus «hazañas» se cuentan por decenas. Ese mismo mes de agosto, Hartman fue detenida en el aeropuerto Sky Harbor de Phoenix por intentar pasar un control de seguridad sin boleto. Doce días más tarde se repetía la escena en el mismo lugar y, a pesar de que ya conocían sobradamente su identidad, trató de hacer lo mismo un día después.

Pero no siempre fue sorprendida, de ahí que las autoridades la llamen la «polizón en serie». Y es que en tiempos en los que la seguridad en los aeropuertos es una obsesión, haber burlado a la seguridad aeroportuaria por 19 años resulta asombroso para quienes investigaron el tema, recoge Infobae.

Según confesó a la Justicia en Estados Unidos, la mujer solo caminaba entre los otros pasajeros, pasaba un control, dos, llegaba a la sala de espera y luego entraba al avión y buscaba un asiento. Así de sencillo, según informa el diario británico Daily Mail.

Y, cuando era descubierta, simplemente se hacía la distraída y con educación e inocencia inventaba cualquier excusa. «Realmente no quiero meter a nadie en problemas», le dijo una vez a un oficial de policía que le preguntó cómo había subido a un avión.

Según Hartman, su vida como polizón comenzó en 2002, cuando logró evadir los controles y embarcarse en un avión desde Chicago con rumbo a Copenhague. Su siguiente viaje, ese mismo año, fue a París.

Dentro de Estados Unidos, viajó a ciudades como Seattle, Phoenix, Filadelfia, Atlanta o Jacksonville. La mujer, que ha sido capturada muchas veces, fue descrita por un fiscal como «persistente, si no implacable».

En 2018 llegó su mayor proeza conocida hasta ahora: voló desde Chicago hasta Londres sin billete, pero fue detenida a su llegada al Reino Unido y deportada a Estados Unidos, acusada de allanamiento de propiedad y robo por viajar sin pagar el vuelo. Un año después, de nuevo en Chicago, fue detenida al intentar pasar por un control de seguridad sin billete, lo que le llevó a la cárcel.

El coronavirus hizo que Marilyn Hartman fuera trasladada a un centro de salud mental en 2020, donde ha estado ingresada hasta ahora. Sin embargo, esta semana las alarmas saltaban después de que el dispositivo electrónico que lleva colocado en el tobillo detectara que había salido de ese centro y se dirigía de nuevo al aeropuerto de Chicago, donde fue detenida cuando entraba en la terminal 1, publica El Confidencial.

La mujer volverá a la cárcel, donde no le será fácil volver a escapar. Los expertos creen que utiliza su facilidad para pasar como una anciana aparentemente inofensiva para mezclarse con la multitud y pasar desapercibida, colándose en los controles de acceso de los aeropuertos e, incluso, en los aviones. Según las investigaciones, lo habría logrado más de 30 veces.

Foto: Cook County Jail.

Cerrar