martes 04 de abril 2017

La española que creó desde Uruguay la red de espías de la KGB en América del Sur

Patria llegó a obtener el rango de coronel de la KGB y fue condecorada con la Orden de Lenin.

En la ciudad española de Ceuta en 1909, fue bautizada con el nombre de África de las Heras. Sin embargo, su nombre en clave en la KGB era Patria. Luego de participar en la Guerra Civil Española, en la operación para asesinar a León Trotsky y en la II Guerra Mundial, tuvo la misión de armar una red de espías soviéticos en América del Sur en plena Guerra Fría y lo logró, desde Uruguay.

Patria también recibió otros nombres: en México fue conocida como María de la Sierra y en Uruguay se hacía llamar María Luisa.

De las Heras, hija de una familia acomodada relacionada con el ejército español, logró convertirse en una de las agentes de la KGB más importantes en América Latina. Fue guerrillera en Ucrania, agente encubierto en París y México, esposa del escritor uruguayo Felisberto Hernández y profesora de espías en Moscú.

Guerra Civil y muerte de Trotsky

Cuando el 14 de abril de 1931 se proclamó la Segunda República, la joven comenzó a generar contactos con los círculos socialistas, primero en la ciudad norteafricana de Cetuta y después en Madrid.

No obstante, su compromiso se consolidó aun más cuando se trasladó a Barcelona, luego del golpe de Estado del general Franco en contra del gobierno republicano el 18 de julio de 1936. Allí conoció a Caridad Mercader y su hijo Ramón, quien asesinó a Trotsky.

Junto con Caridad, África empezaría el camino que concluiría con la creación de la inteligencia soviética.

shutterstock_187914302

Javier Juárez, autor de "Patria, una española en el KGB", en conversación con BBC Mundo, señaló que "ella participa en ese momento en las patrullas milicianas y en detenciones y en interrogatorios ilegales a gente que era considerada partidaria de golpe de Estado. Hay testimonios que la ubican en una de las 'checas', las cárceles clandestinas".

"Pero para situar a África en la inteligencia soviética hay que remitirse a Eitingon y a Alexander Orlov. Ellos son los dos introductores de África en la inteligencia soviética", agregó.

Cabe decir que mientras Orlov funcionó como un enlace entre los servicios de espionaje soviéticos y el Ministerio de Interior de la España republicana durante la guerra civil, Eitingon tuvo la misión -asiganda por Joseph Stalin- de elaborar un plan para asesinar a León Trotsky, quien en ese entonces estaba exiliado en México desde 1938.

shutterstock_512825788

"Después de la Guerra Civil, lo siguiente que se sabe de África de las Heras es que se ubica en México a finales del 39 en el entorno de Ramón Mercader y en el plan para asesinar a Trotsky. Hay algunos testimonios que la sitúan dentro de la casa de Trotsky, donde habría empezado a trabajar como ayudante con el nombre de María de la Sierra, pero de eso no hay una confirmación real. Sí se sabe con seguridad que ayudó a Ramón Mercader", explicó Juárez.

De manera posterioir a la II Guerra Mundial, África reapareció en París bajo el nombre de María Luisa, una modista que se relacionaba con la alta sociedad de la capital francesa. Fue aquí donde conoció a Felisberto Hernández, con quien contrajo matrimonio bajo la bendición de la KGB. Ambos se fueron a vivir a Montevideo.

Desde allí María Luisa empezó a armar la red de espionaje soviético en América del Sur y Felisberto, quien era conocido por su posición contraria al comunismo y a la Unión Soviética, fue ideal para no generar sosprechas.

shutterstock_357510818

En relación a esto, Juárez precisó que "en cuanto ella obtiene los papeles de la ciudadanía por su matrimonio con Felisberto, se separa de él. Creo que fueron tres años lo que convivieron. Él estaba muy enamorado de ella. Evidentemente, ella no. Claramente fue utilizado".

El motivo por el que eligeron Uruguay como centro de operaciones, se debe a que a dicho país "se le conocía como la Suiza de América por todo lo que podía ofrecer de paz, bienestar y condiciones para los negocios. Era el país que naide podía sospechar que desde allí se manejaran los servicios de inteligencia en otros países. Era un lugar ideal para pasar desapercibido", aclaró el periodista Raúl Villarino, autor de "Mi nombre es Patria".

shutterstock_50797

Desde aquel lugar, De las Heras podía comunicarse con espías de todo el Cono Sur. "Si había un agente que tenía que instalarse en Ecuador, por ejemplo, o en Chile, tenía que pasar por Uruguay primero para que le hiciera los documentos María Luisa, o sea, África. Ella era la jefa de todo el servicio de espionaje en toda América del Sur", sostuvo Villarino.

Luego de 20 años, abandonó Montevideo en 1968 y volvió a Moscú con rango de coronel de la KGB y condecorada con la Orden de Lenin.

Finlamente, con la caída de la URSS, De las Heras murió en la capital rusa. En su lápida se lee: "Coronel África de las Heras, 1909-1988".

Fotos: Shuttterstock.

pixelFireTracker(’36yNXcfDDr’).event(‘PageView’, {«author»:»bpena»,»origin_url»:»http://mediatique.io/2017/04/03/la-espanola-que-creo-desde-uruguay-la-red-de-espias-de-la-kgb-en-america-del-sur/»,»tags»:[«africa-de-las-heras»,»kgb»,»leon-trotsky»,»patria»,»red-de-espias-sovieticos»,»uruguay»],»categories»:[«actualidad»],»post_type»:»post»,»post_created_at»:»2017-04-03T15:15:18+00:00″})

actualidad
bpena
la-espanola-que-creo-desde-uruguay-la-red-de-espias-de-la-kgb-en-america-del-sur
Cerrar