jueves 21 de julio 2022

Iglesias en EEUU contratan guardias armados para enfrentar posibles atentados

Iglesias en EEUU contratan guardias armados para enfrentar posibles atentados

California, Estados Unidos

La iglesia de Laguna Woods en California vive una realidad poco antes imaginada, ahora entre sus gastos está el pago de $20,000 dólares mensuales en medidas de seguridad ante la ola de tiroteos que se han presentando en todo el país.

Como muestra, el pasado 15 de mayo, cuando un hombre armado mató a una persona e hirió gravemente a otros cuatro miembros de la Iglesia Presbiteriana Taiwanesa de Irvine, en Laguna Woods, California.

La congregación dominó al pistolero y lo maniató, evitando así un mayor derramamiento de sangre, según las autoridades.

Las autoridades dicen que el atacante, que odiaba a los taiwaneses por razones políticas, había cerrado las puertas de la iglesia con cadenas y lanzado bombas incendiarias antes de disparar durante un encuentro de feligreses de edad avanzada.

Ante el hecho, el reverendo Steven Marsh confesó que si bien “No queremos militarizar la iglesia, pero rezamos y tomamos la decisión de que había que contratar guardias de seguridad en un acto de fe

Aseguró que los templos religiosos son sitios donde la gente busca reparo, reflexión y paz, en los que todo el mundo es bienvenido.

Según reportó la agencia AP, en la Iglesia Presbiteriana de Geneva ahora hay guardias armados todos los días. Se están instalando cámaras y se prepara un plan con lo que hay que hacer si alguien empieza a los tiros. También se solicitaron fondos al Departamento de Seguridad Nacional.

Marsh pronosticó que, si no se toman medidas de seguridad, los fieles habrían dejado de acudir a la iglesia y acto seguido las escuelas que funcionan en el campus de la iglesia se quedarían alumnos debido al tiroteo.

Históricamente, los santuarios han sido vulnerables a ataques violentos en Estados Unidos. Estadísticas del FBI revelan que en Estados Unidos los ataques a iglesias, sinagogas, templos y mezquitas aumentaron un 34.8% entre el 2014 y el 2018.