lunes 22 de noviembre 2021

Hondureños votarán entre pandemia de covid-19 y 14 partidos en contienda

Tegucigalpa, Honduras

Las elecciones generales de Honduras del día 28 se celebrarán entre el riesgo por la pandemia de covid-19 que desde 2020 afecta al país, y la participación de catorce partidos y doce candidatos presidenciales, de los que solo tres tienen opciones de triunfo, según sondeos.

Dicha terna con opciones la componen Xiomara Castro, del Partido Libertad y Refundación (Libre) y esposa del expresidente hondureño Manuel Zelaya, quien fue derrocado el 28 de junio de 2009; el alcalde de Tegucigalpa, Nasry Asfura, del Partido Nacional, y Yani Rosenthal, del Liberal, dos centenarias instituciones políticas conservadoras que hasta 2013 marcaron un largo bipartidismo en Honduras.

La incidencia de muertos y contagios a causa de la covid-19 ha disminuido sustancialmente en los últimos tres meses, pero fuentes médicas han advertido que, debido a la movilización masiva de votantes que se espera, que se presagia un rebrote en diciembre.

En las concentraciones políticas de los partidos que participan en la contienda muchos activistas asisten sin la protección de mascarillas, lo que sí cuidan al menos los principales líderes, mientras que el Consejo Nacional Electoral (CNE) ha indicado que los votantes deben llevar puesto el cubre boca el día de los comicios.

ELECCIONES Y FIESTAS NAVIDEÑAS DEJARÍAN REBROTE

La pandemia, la peor que ha sufrido Honduras en toda su historia, además de golpear su débil economía, alteró las campañas de los partidos y sus líderes, pero no el entusiasmo de los activistas, principalmente de los tres con mayores posibilidades de ganar.

Autoridades sanitarias y de los entes ligados al proceso electoral han venido haciendo llamamientos a no olvidar que la pandemia persiste en el país y que, aunque hay un alto porcentaje de vacunados, son muchos los que no se han aplicado ni una dosis.

El estatal Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) ha registrado 10.388 muertos y 377.420 contagios, desde marzo de 2020, cuando se comenzó a expandir la pandemia.

Tegucigalpa, 22 nov (EFE).- Las elecciones generales de Honduras del día 28 se celebrarán entre el riesgo por la pandemia de covid-19 que desde 2020 afecta al país, y la participación de catorce partidos y doce candidatos presidenciales, de los que solo tres tienen opciones de triunfo, según sondeos.

Dicha terna con opciones la componen Xiomara Castro, del Partido Libertad y Refundación (Libre) y esposa del expresidente hondureño Manuel Zelaya, quien fue derrocado el 28 de junio de 2009; el alcalde de Tegucigalpa, Nasry Asfura, del Partido Nacional, y Yani Rosenthal, del Liberal, dos centenarias instituciones políticas conservadoras que hasta 2013 marcaron un largo bipartidismo en Honduras.

La incidencia de muertos y contagios a causa de la covid-19 ha disminuido sustancialmente en los últimos tres meses, pero fuentes médicas han advertido que, debido a la movilización masiva de votantes que se espera, que se presagia un rebrote en diciembre.

En las concentraciones políticas de los partidos que participan en la contienda muchos activistas asisten sin la protección de mascarillas, lo que sí cuidan al menos los principales líderes, mientras que el Consejo Nacional Electoral (CNE) ha indicado que los votantes deben llevar puesto el cubre boca el día de los comicios.

ELECCIONES Y FIESTAS NAVIDEÑAS DEJARÍAN REBROTE

La pandemia, la peor que ha sufrido Honduras en toda su historia, además de golpear su débil economía, alteró las campañas de los partidos y sus líderes, pero no el entusiasmo de los activistas, principalmente de los tres con mayores posibilidades de ganar.

Autoridades sanitarias y de los entes ligados al proceso electoral han venido haciendo llamamientos a no olvidar que la pandemia persiste en el país y que, aunque hay un alto porcentaje de vacunados, son muchos los que no se han aplicado ni una dosis.

El estatal Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) ha registrado 10.388 muertos y 377.420 contagios, desde marzo de 2020, cuando se comenzó a expandir la pandemia.