domingo 04 de noviembre 2018

Estudio asegura que las personas olvidadizas son en realidad más inteligentes

La conclusión de los investigadores es que olvidar es un mecanismo de "optimización" del uso de la memoria.

Toda la vida nos han dicho que tener mala memoria es una característica negativa. De hecho, el cine también lo ha reflejado de esta manera, mostrando a personajes que no son precisamente una lumbrera, como Dory del universo de Nemo y Lucy de «Como si fuera la primera vez». 

Ser olvidadizo suele ser relacionado a un menor coeficiente intelectual, pero ahora un estudio de la Universidad de Toronto muestra que en realidad es todo lo contrario: olvidar es una señal de inteligencia. 

Según la investigación de Paul Frankland y Blake Richards, quienes la publicaron en el Neuron Journal, ser más inteligente va de la mano con poder observar, retener lo relevante y olvidar lo que sea necesario para tomar decisiones en el futuro. O sea, olvidar es en realidad un mecanismo de «optimización» del uso de nuestra memoria. 

Según el estudio, dejar ir algunos detalles que ya no son importantes ayuda a tomar mejores decisiones en el día a día, y facilita la generación de nuevos pensamientos en las conexiones neuronales, reemplazando la novedad por lo ahora inútil. En otras palabras, hacer espacio para nuevos conocimientos que sean efectivos a la hora de afrontar nuevos desafíos, recoge Upsocl.

Los profesionales determinaron que nuestro cerebro, y en particular el de personas más inteligentes que el resto, es más eficiente a la hora de organizar esos recuerdos, y así también tener una imagen en general de las situaciones que deben resolverse diariamente, y de la misma manera, aplicar los conocimientos más adecuados a cada obstáculo que deba superarse. 

En conclusión, un cerebro que olvida ocasionalmente es señal de una memoria sana. Así que alégrate, ser olvidadizo no es tan malo como creías.

Fotos: Shutterstock/Columbia Pictures.

pixel

//

Cerrar