martes 16 de marzo 2021

Estudio asegura que la aspirina podría reducir el riesgo de contraer coronavirus hasta en un 29%

Una nueva investigación pone de manifiesto que este medicamento puede ayudar al sistema inmunitario humano a combatir la enfermedad.

El ácido acetilsalicílico, más conocido como aspirina, es un analgésico de uso común, asociado frecuentemente a la prevención de enfermedades cardiovasculares, además de haber sido empleado en el pasado como fármaco para aliviar el dolor y reducir la fiebre, como demuestra su uso durante la devastadora y mal llamada gripe española de 1918.

Décadas más tarde, la ciencia demostró que la aspirina, además de sus conocidos efectos antiinflamatorios, podría modular las respuestas inmunes innatas y adaptativas, ayudando al sistema inmunológico humano a combatir algunas infecciones virales.

Ese fue el punto de partida en el que se basó un grupo de expertos israelíes, que plantearon la hipótesis de que el tratamiento previo a la infección con el uso de aspirina en dosis bajas (75 mg) podría tener un efecto beneficioso potencial sobre las posibilidades de infección y en la duración del Covid-19.

El equipo de investigadores, de Leumit Health Services, Bar-Ilan University y Barzilai Medical Center, realizó un estudio epidemiológico observacional utilizando datos de 10.477 personas a las que se le habían realizado pruebas diagnósticas durante la primera ola de coronavirus en Israel desde el 1 de febrero de 2020 hasta el 30 de junio de 2020.

Los resultados de la investigación, publicados recientemente en The FEBS Journal, sugieren que el uso de aspirina para evitar el desarrollo de enfermedades cardiovasculares en individuos sanos se asoció también con una probabilidad 29% menor de infección por Covid-19, en comparación con quienes no la tomaban. Es decir, la proporción de pacientes tratados con ‘Aspirina’ fue significativamente menor entre los individuos positivos.

Además, los científicos observaron que el tiempo transcurrido entre una prueba PCR positiva y negativa entre los pacientes infectados que usaron ácido acetilsalicílico fue significativamente más corto, y la duración de la enfermedad fue de dos a tres días más corta, dependiendo también de su situación y estado de salud.

Se desconoce exactamente como este analgésico de venta libre puede prevenir la infección por coronavirus, pero los autores creen que sus propiedades antivirales provienen de la capacidad de cambiar la forma en que el sistema inmunológico responde al patógeno.

«Dado que la aspirina en dosis bajas inhibe la biosíntesis de PGE2, este mecanismo podría mejorar la inmunidad antiviral mediante la inducción de IFN tipo I», escriben los investigadores y añaden que sus hallazgos son «preliminares, pero intrigantes» y exigen más investigaciones sobre su potencial.

Foto: Shutterstock.