viernes 05 de marzo 2021

Estados Unidos reforzó la seguridad del Capitolio ante una nueva amenaza extremista

La policía anunció que una "milicia" planeaba atacar el Congreso, avivando el recuerdo del asalto del pasado 6 de enero.

Mientras todavía está viva la imagen del asalto al Capitolio por seguidores de Donald Trump el pasado 6 de enero, este jueves se reforzaron las medidas de seguridad luego que la policía anunciara que una «milicia» planeaba atacarlo nuevamente.

Las medidas para asegurar el Congreso de Estados Unidos se implementaron a raíz de información obtenida por el FBI y el Departamento de Seguridad Nacional, que señalan que un grupo de extremistas «no identificado mencionó el proyecto de tomar el control del Capitolio estadounidense».

Los responsables de la seguridad del Congreso aconsejaron a los parlamentarios que utilizaran los aparcamientos y pasillos subterráneos para acceder al Capitolio y les pidió que extremaran las precauciones, según señala DW.

«Hemos obtenido información de inteligencia que muestra un posible complot para irrumpir en el Capitolio, por parte de una milicia identificada, el jueves 4 de marzo», indicó el miércoles en Twitter la policía del Capitolio.

Aunque no se especifica qué grupo extremista estaría planeando atacar el Capitolio, la decisión de reforzar la seguridad se dio a conocer justo en la fecha simbólica para los miembros del movimiento QAnon en Estados Unidos, donde los presidentes estadounidenses juraban el cargo hasta 1933.

A raíz de la amenaza de un nuevo asalto en el Congreso, la Cámara baja (no así el Senado) suspendió sus sesiones del jueves.

Hay que recordar que los violentistas que irrumpieron en la sede del Poder Legislativo en enero pasado, estaban convencidos de que la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales de noviembre fue un fraude.

Desde ese día, el Capitolio está protegido por vallas, alambradas y el patrullaje de efectivos de la Guardia Nacional.

Fotos: Shutterstock