miércoles 02 de diciembre 2020

En Nueva Zelanda comenzaron a probar la semana laboral de 4 días y con mismo sueldo

Una compañía de cosméticos implementó esta modalidad, la que tendrá una duración de un año y podría replicarse en otros países.

Hace tiempo que se viene planteando la idea de recortar la semana laboral a cuatro días, respetando el sueldo y los beneficios de los trabajadores. Propuesta que volvió a surgir a raíz de las complejidades laborales que impuso la pandemia del coronavirus y que obligó a millones de personas a mantenerse en sus hogares.

En mayo de este año la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, se refirió a esta propuesta como una forma de dar mayor flexibilidad y tiempo libre a los trabajadores.

"Escucho a un montón de personas que proponen que tengamos una semana laboral de cuatro días. En definitiva es algo que tienen que debatirlo empleadores y empleados", dijo en ese momento en un video publicado en Facebook. Ardern se refirió a la flexibilidad laboral y el trabajo desde casa, aspectos que se vieron incrementados a raíz del confinamiento por la pandemia.

"El coronavirus nos ha enseñado muchas cosas, entre ellas la flexibilidad laboral y el teletrabajo y cómo la producción puede salir adelante de esa manera", señaló. Ahora se anunció que la filial neozelandesa del gigante de alimentos y cosméticos Unilever llevó a la práctica esta propuesta, al implementar la semana laboral de cuatro días y sin recorte salarial.

"Los empleados participantes de Unilever Nueva Zelanda mantendrán sus salarios al 100% mientras trabajan el 80% del tiempo", indicó la empresa, según recoge Infobae. "Nuestro objetivo es medir el rendimiento en función de la producción, no del tiempo. Creemos que la antigua forma de trabajar está desactualizada y ya no es adecuada", declaró el director general de Unilever Nueva Zelanda, Nick Bangs.

La compañía señaló que sus 81 empleados podrán formar parte de este experimento que comenzará en diciembre y tendrá una duración de un año. Dependiendo de los resultados, evaluarán si lo implementan en otros países. "Estamos ansiosos por compartir las lecciones de este experimento con otras empresas de Nueva Zelanda, con la esperanza de incitar a otros a reflexionar sobre la forma en la que trabajan", agregó Bangs. Foto: Shutterstock

Cerrar