lunes 08 de agosto 2022

“El Porky” estaría implicado en masacre donde murió el hijo del expresidente Porfirio Lobo

Tegucigalpa, Honduras

Continúan las investigaciones en torno a la masacre donde fueron asesinado cuatro jóvenes cuando salían de una discoteca en el bulevar Morazán en la capital, en donde una de las víctimas fue el Said Lobo, hijo del expresidente de la república, Porfirio Lobo Sosa.

En las últimas horas se ha revelado información que el prófugo de la justicia, Yulan Adonay Archaga Carías, alias “El Porky”, líder de la Mara Salvatrucha o MS-13, fueron los responsables de la masacre , según información de inteligencia policial respecto al caso.

La investigación policial que dio con el paradero de los primeros seis mareros, de once y más, que habrían participado activamente, entre varios hallazgos logró conectar a alias “El Porky”, con la detención de sus principales compinches, quienes lograron ejecutar con el respaldo de agentes de investigación criminal, militares, fiscales y expolicías, el crimen, estando él escondido y siendo uno de los diez más buscados por el FBI.

Sobre Alexander Mendoza o Yulan Archaga, pesa una acusación por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, por tráfico de cocaína y uso ilegal de armas largas, entre otros delitos transnacionales que involucran a políticos y funcionarios de justicia y seguridad, por lo que el FBI ofrece una recompensa de 100, 000 dólares, unos 2 millones y medio de lempiras por información que conduzca directamente a su arresto. (Ver aquí la alerta https://bit.ly/3ShAh5m).

La masacre, cuyo objetivo principal era daño hacia la familia Lobo Bonilla, según investigación policial, ocurrió la madrugada del 14 de julio de 2022, en un edificio de apartamentos, oficinas y centro comercial en el bulevar Morazán de Tegucigalpa, en el preciso momento en que la víctima Said Lobo Bonilla (23) salía de una discoteca.

Varios sujetos fuertemente armados ingresaron al parqueo del complejo cuando las víctimas hacían fila adentro de su vehículo para el pago de estacionamiento, un grupo de mareros con indumentaria de la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas (FNAMP), lo rodearon, lo sacaron del carro y obstruyeron la salida con otros vehículos para finalmente ejecutarlo junto a sus acompañantes.

Las otras víctimas fueron sus amigos Luis Armando Zelaya Rivera (27), quien era sobrino político del general en condición de retiro, Romeo Vásquez Velásquez y también sobrino del exdiputado por el departamento de Olancho, Francisco Rivera; José Salomón Vásquez Chávez (29), quien era sobrino del diputado nacionalista por el departamento de El Paraíso, Walter Chávez y sobrino del alcalde de Guaimaca, Nelson Chávez. También murió el motorista Norlan Rivera Rodríguez (34) quien acompañaba a Said Lobo Bonilla.

El asesinato colectivo y posterior fuga de los delincuentes quedó grabado en las cámaras de seguridad, no solo del edificio de la escena del crimen; sino también en las cámaras de seguridad del 911 en donde se recibieron varias llamadas de urgencia de forma simultánea.

Fue así como la Policía Nacional mediante la organización de un equipo especial de seguimiento de varias unidades policiales especializadas en delitos similares, pisó los talones a varios de los ejecutores, quienes tomaron rumbos diferentes para evadir el acecho y las alertas en retenes policiales cuando se dio la orden de cerrar todas las salidas de Tegucigalpa, desde las primeras horas del crimen, según el informe preliminar. Fuente La Tribuna