jueves 23 de junio 2016

El día en que un rayo mató a 11 jugadores del mismo equipo

Luego de la extensa pausa sufrida ayer durante el encuentro entre Chile y Colombia, a raíz de las malas condiciones meteorológicas, se puso en acción un riguroso protocolo de seguridad para resguardar la integridad de los jugadores y todos los presentes en el Soldier Field.

Más allá de las malas condiciones del campo, la decisión se tomó ante la eventual caída de un rayo sobre el recinto deportivo.

Aunque parece un poco exagerado, el resguardo era necesario dado que existen registros sobre hechos similares con resultados negativos, incluso fatales.

Un ejemplo de esto fue lo que ocurrió en la región de Kasai, República Democrática del Congo, en 1998, donde un partido fue abruptamente interrumpido luego de que cayera un rayo en pleno terreno de juego, causando la muerte de los once jugadores del equipo local por la descarga.

De acuerdo a la prensa local de ese entonces, el rayo habría matado "de golpe" a los deportistas de entre 20 y 35 años, mientras que los jugadores de la escuadra visitante resultaron ilesos.

"Una treintena de personas han sufrido quemaduras por los efectos de los rayos durante los partidos de este fin de semana en la RDC", comentó en ese momento el diario El País sobre los hechos.

Pese a las consecuencias del fenómeno de la naturaleza y la polémica que ocasionó la muerte del dueño de casa y no de las visitas, nunca existió una explicación formal sobre el suceso.

Por lo mismo, muchos hablaron de algún tipo de brujería, aunque la versión más respaldada es que los fallecidos llevaban pepas metálicas en el calzado, lo que explicaría la mayor conductividad de la descarga eléctrica en sus cuerpos.

Cerrar