sábado 17 de noviembre 2018

El día en que el ‘Chapo’ Guzman aseguraba que era un simple agricultor sin dinero

En 1993 fue capturado por primera vez y exhibido ante los medios como un trofeo de guerra. "Yo soy agricultor", decía.

El martes comenzó el juicio en contra de Joaquín «El Chapo» Guzmán, otrora líder del cartel de Sinaloa quien por años fue uno de los criminales más buscados y peligrosos el mundo.

El 19 de enero de 2017 fue extraditado a Estados Unidos y desde esa fecha está en una prisión federal en Nueva York, esperando uno de los juicios más esperados de los últimos tiempos. Aunque jure inocencia, lo cierto es que Guzmán fue una de las figuras más gravitantes del crimen organizado de los últimos 25 años.

Aunque es la primera vez que está en una prisión en Estados Unidos (el mayor temor de los narcos latinomaericanos), no es la única ocasión en que ha estado tras las rejas. En 1993 fue capturado en la frontera de Guatemala con México y fue la primera vez que el omnipresente jefe del cartel de Sinaloa mostraba su rostro al mundo.

En esa ocasión, el Chapo fue exhibido ante los medios como un trofeo de guerra. Por fin se le daba caza a uno de los criminales más buscados de México, quien con los años sería uno de los más buscados del mundo.

En esa ocasión el «jefe de jefes» se vio obligado a responder a las preguntas de la prensa, quienes estaban expectantes en conocer al temido «Chapo». Fue ahí cuando se despachó una de las frases que es recordada hasta hoy y que dejan ver el nivel de cinismo e hipocresía con que se maneja el exlíder del cartel de Sinaloa.

Era un día lluvioso en el Centro Federal de Readaptación Social, lugar en el que Guzmán cumplía una condena de 20 años. El capo estaba con una gorra mientras los fotógrafos disparaban para retratar al hombre que siete años después se fugaría para desaparecer y operar en las sombras por más de una década.

«Usted se dedica a las drogas», fue la pregunta que le hizo un periodista, a lo que el Chapo respondió con la mítica frase: «No señor. Yo soy agricultor».

«¿Qué cultiva?»

«Maíz, frijol», fue la respuesta de Guzmán.

Cuando se le consultó por las armas, el narco aseguró que nunca ha utilizado ningún tipo de armamento.

«Usted tiene mucho dinero. ¿Por qué?», le consultó otro reportero.

«No señor, yo no tengo dinero», dijo el hombre quien años después aparecería en la lista de los hombres más ricos del mundo de la revista Forbes.

Esa misma respuesta fue la que dio cuando fue capturado por segunda vez el 22 de febrero de 2014 por efectivos de la Marina Armada de Méxicoen Mazatlán, Sinaloa.

Hoy enfrenta un juicio del cual tiene prácticamente nulas posibilidades de salir victorioso. Una muestra fue la comparación que el fiscal Adam Fels usó para graficar la gran cantidad de droga que internó en territorio estadounidense.

«Más de una ‘línea’ de cocaína para cada persona de los Estados Unidos», dijo Fels para que el jurado pudiera dimensionar la obscena cantidad que por 25 años Guzmán y su grupo criminal pasó por la frontera que divide México con Estados Unidos y que se estima en 155 toneladas de cocaína.

Fotos: Wikipedia/Captura de video

pixel

//

Cerrar