jueves 23 de mayo 2019

El caso de un soldado británico expulsado por drogas y que salpica al príncipe Harry

Un amigo del duque de Sussex fue despedido del ejército por dar positivo en un test de drogas.

El ejército británico tiene una política de tolerancia cero respecto a las drogas. Así lo comprobó el cabo Frankie O’Leary, quien fue expulsado tras dar positivo en un test de cocaína. 

El caso sería uno más de tantos ocurridos al interior del ejército de Inglaterra y que se mantienen anónimos, si no fuera porque el protagonista es amigo del príncipe Harry. O´Leary fue operador de radio en Afganistán, mientras el duque de Sussex servía a su país.

Pero el vínculo es más estrecho. De hecho, Harry fue el «celestino» entre el cabo y su actual esposa, pero además O´Leary fue uno de los soldados del Regimiento Montado de Caballería Doméstica que escoltaron el carruaje de Harry y Meghan Markle en el recorrido que hicieron por Windsor tras pasar por el altar. 

La cercanía del cabo con el duque causó gran revuelo en los medios de comunicación británicos, a pesar de que se ha recalcado que ambos llevaban algún tiempo sin contacto, recoge Vanitatis.

Como era de esperar, el príncipe Harry no se ha pronunciado al respecto, y de seguro no lo hará. La imagen idílica que proyecta ahora está muy lejos de relacionarse con drogas y excesos, como si sucedió en algún momento de su vida, pero que es parte de su pasado.

Cabe destacar que en noviembre de 2018 el ejército británico cambió la normativa, anunciando que habría tolerancia cero con las drogas y que no se readmitiría al personal que las usara, aunque un test posterior saliera limpio, algo que sí se estipulaba anteriormente.

Foto: Shutterstock.

pixel

//

Cerrar