miércoles 27 de enero 2021

Anthony Fauci contó lo difícil que fue trabajar con Donald Trump

El principal epidemiólogo de la Casa Blanca reveló que recibió amenazas por contradecir al ex mandatario estadounidense.

Aunque es una eminencia a nivel mundial y ha sido asesor de siete presidentes, desde Ronald Reagan hasta Joe Biden, el periodo en que Anthony Fauci trabajó con el ahora ex presidente Donald Trump, fue uno de los más difíciles.

Desde el inicio de la pandemia del coronavirus, Trump se mostró escéptico ante las recomendaciones y datos duros que provenían de la ciencia, al punto de tratar de «idiota» a Fauci.

«La gente está cansada del Covid. La gente está cansada de escuchar al doctor Fauci y todos esos idiotas, esos idiotas que no acertaron», dijo en octubre pasado el ex mandatario estadounidense.

Tras la salida de Trump de la Casa Blanca, el médico estadounidense de 80 años dio una entrevista a The New York Times donde reveló detalles de lo difícil que fue trabajar con la administración del magnate inmobiliario.

«Yo intentaba expresar la gravedad de la situación, y la respuesta del presidente siempre se inclinaba por: ‘Bueno, no es tan grave, ¿verdad?’. Y yo decía: ‘Sí, es muy grave’. Era casi una respuesta reflejo, tratando de persuadirte de que lo minimizaras. No decía, ‘Quiero que lo minimices’, sino, ‘Oh, de verdad, ¿fue tan malo?’, dice.

Fauci también se mostró preocupado por la información que recibía Trump sobre supuestos medicamentos contra el coronavirus, pero que no tenían una base científica.

«Yo intentaba, ya sabes, explicarle con calma que se averigua si algo funciona haciendo un ensayo clínico adecuado; se obtiene la información, se hace una revisión de pares. Y él decía: ‘Oh, no, no, no, no, no, estas cosas de verdad funcionan'»

El experto señala que le preocupaba que la lucha contra el Covid-19 no fuera en la dirección correcta y que se minimizara la gravedad de lo que estaba ocurriendo con la pandemia.

«Decíamos cosas como: ‘Esto es un brote. Las enfermedades infecciosas siguen su propio curso si no se hace algo para intervenir’. Y entonces se levantaba y empezaba a hablar de: ‘Se va a ir, es mágico, va a desaparecer'», señala.

Fauci admite que comenzó a tener problemas cuando comenzó a contradecir a Trump. «Debía hacerlo. De lo contrario, estaría comprometiendo mi propia integridad y dando un falso mensaje al mundo. Si no hablaba, sería casi una aprobación tácita de que lo que decía estaba bien».

«La gente que le rodeaba, su círculo íntimo, estaba bastante molesta porque me atreviera a contradecir públicamente al presidente», señala el médico.

«Hubo un par de veces en las que hice una declaración que era un punto de vista pesimista sobre la dirección en la que íbamos, y el presidente me llamó y me dijo: ‘Oye, ¿por qué no eres más positivo? Tienes que adoptar una actitud positiva. ¿Por qué eres tan negativista? Sé más positivo'», agrega.

Pero la situación pasó a mayores cuando su esposa e hijos comenzaron a ser acosados y amenazados directamente. «¿Cómo diablos consiguieron esa información estos imbéciles? Y había conversaciones en internet, la gente hablaba entre sí, amenazando, diciendo: ‘Oye, tenemos que deshacernos de este tipo. ¿Qué vamos a hacer con él? Está perjudicando las posibilidades del presidente'».

Un día recibió una carta que lo dejó perturbado. «La abrí y una nube de polvo cayó sobre mi cara y mi pecho. Eso fue muy, muy perturbador para mí y para mi esposa porque estaba en mi oficina».

«El equipo de seguridad estaba allí, y tienen mucha experiencia en eso. Dijeron: ‘No te muevas, quédate en la habitación’. Y llamaron a la gente de materiales peligrosos. Así que vinieron, me rociaron y todo eso», recuerda.

AL ser consultado sobre si cree que Trump le costó a Estados Unidos cientos de miles de vidas, el médico es cauto en su respuesta. «No puedo comentar sobre eso. La gente siempre pregunta eso y establecer un vínculo directo de esa manera, se vuelve muy condenatorio. Solo quiero mantenerme alejado de eso. Lo siento».

Fotos: Shutterstock

Cerrar