viernes 16 de noviembre 2018

Anarquista quedó grave al explotar bomba mientras se tomaba una selfie

La argentina se sacaba una foto cuando la bomba casera que ella misma había colocado en el Cementerio de La Recoleta de Buenos Aires explotó a menos de un metro.

Fue en el celular de la víctima que los encargados de llevar a cabo la investigación encontraron la prueba del estallido fatal. La anarquista argentina Anahí Esperanza Salcedo, de 34 años, se sacaba una selfie cuando la bomba casera que ella misma había colocado en el Cementerio de La Recoleta de Buenos Aires explotó a menos de un metro. 

Por la detonación, la mujer está ahora en coma inducido, perdió tres falanges de sus manos y tiene quemaduras de gravedad en la cara y el cuerpo. Su teléfono móvil fue encontrado frente al mausoleo del jefe de Policía Ramón L. Falcón, asesinado por el anarquista Simón Radowitzky en 1909, donde estaba planificado el ataque.

Según detallaron los investigadores a La Nación, allí quedaron registradas fotos y videos de los preparativos del fallido atentado, que preparó junto al otro detenido identificado como Hugo Alberto Rodríguez, de 38 años. 

De acuerdo al mismo medio, Salcedo antes de ser sedada indicó a las autoridades que la bomba explotó antes de lo previsto debido a una falla en el temporizador.

Este jueves fueron detenidas diez personas durante un allanamiento realizado en una vivienda tomada por militantes anarquistas, y se investiga su presunta participación en el atentado. 

Fotos: Facebook.

pixel

//

Cerrar