jueves 01 de abril 2021

Acusan a Facebook de tener el monopolio de los GIFs

Luego que en mayo de 2020 la compañía de Mark Zuckerberg adquiriera Giphy, la biblioteca de GIFs líder en el mundo.

Los GIFs son una herramienta que se ha popularizado en los últimos años, en particular entre los usuarios de WhatsApp y aplicaciones de mensajería instantánea. Es decir, se podría decir que es utilizado por prácticamente todos los usuarios o gran parte de ellos.

En mayo de 2020 Facebook adquirió Giphy, la biblioteca de GIFs líder en el mundo y que se ha convertido en el motor de búsqueda de Instagram, WhatsApp, Snapchat o TikTok.

Esto ha llevado a que la empresa de Mark Zuckerberg sea acusada de monopolio por tener el control prácticamente total de GIFs.

Una investigación de varios meses ha llevado a la Autoridad de Competencia y Mercados del Reino Unido (CMA) a acusar a Facebook de monopolizar el suministro global de GIF, luego que descubrieran que «la adquisición completa de Giphy por parte de Facebook genera preocupaciones de competencia en relación con la publicidad digital y el suministro de GIF».

«Si Giphy y Facebook permanecen fusionados, Giphy podría tener menos incentivos para expandir su publicidad digital, lo que provocaría una pérdida de competencia potencial en este mercado. Esto es particularmente preocupante dado el poder de mercado existente de Facebook en publicidad gráfica», señala CMA.

«Muchas personas usan GIF cuando se comunican en línea, por lo que es importante que las plataformas no estén restringidas en lo que pueden ofrecer y que las personas tengan una variedad de opciones para elegir», señalan.

La autoridad en Reino Unido, indica que «es nuestra responsabilidad asegurarnos de que los mercados sigan siendo competitivos. Es vital que nos aseguremos de que Facebook, como una gran y poderosa firma de Big Tech, no esté utilizando su sólida posición en el mercado para sofocar la competencia».

La CMA advirtió que si las empresas no abordan sus preocupaciones sobre este tema «lanzaremos una revisión más profunda para asegurarnos de que los consumidores y las empresas no salgan perdiendo».

Foto: Shutterstock