Sábado, 23 de Marzo de 2019 | 12:01 pm

El medicamento que podría cambiar el rumbo de la medicina para el dolor

Una investigación de la Universidad de Washington está trabajando en una opción para reducir el dolor sin las consecuencias adictivas de los opioides.

El medicamento que podría cambiar el rumbo de la medicina para el dolor
El medicamento que podría cambiar el rumbo de la medicina para el dolor

Muchas veces sentir dolor es una de las peores sensaciones, Tristeza, ansiedad, ira y frustración son algunos de los sentimientos asociados al dolor. Pero esto podría estar a punto de cambiar. 

Un estudio de la Universidad de Washington, publicado en Nature, abrió la puerta a una nueva línea de medicamentos que podrían ayudar a aceptar el dolor bloqueando esa aversión.

Los investigadores explicaron que estos sentimientos negativos son causados por la liberación de dinofina, un neurotransmisor que inhibe la capacidad de experimentar placer. En este sentido, los científicos bloquearon los efectos de este neurotransmisor del sistema nervioso para ver si podría eliminar los efectos depresivos del dolor en las ratas. Para hacerlo, les enseñaron a presionar una palanca para recibir una recompensa azucarada y después inyectaron en algunas una sustancia que causó inflamación en la pata. Como se esperaba, estas ratas se desmotivaron y optaron por enfadarse en lugar de continuar presionando la palanca.

Según la revista Quo, cuando el equipo administró un compuesto que bloqueaba la liberación de dinorfina, volvió el apetito de las ratas por la indulgencia azucarada y les impulsó a presionar la palanca a pesar de sufrir aún dolor. Los autores del estudio concluyen que la interacción entre la dinorfina y los receptores de opioides kappa es el principal impulsor de la respuesta emocional al dolor en las ratas.

Aunque se necesita mayor investigación para probar si funciona en humanos este hallazgo podría permitir tratar los dolores de otra forma ya que actualmente la mayoría de los analgésicos recetados se dirigen a los receptores opioides mu, amortiguando la sensación física de dolor por lo que son altamente adictivos. 

Los futuros analgésicos dirigidos a los receptores opioides kappa, en lugar de los receptores opioides mu, podrían permitir a los pacientes superar su aversión al dolor, restaurando así su calidad de vida a través de una ruta diferente. El autor del estudio, José Morón-Concepción, ha declarado en un comunicado que, al abordar los aspectos emocionales del dolor, esperamos que el dolor sea menos debilitante para que los pacientes.

Foto: Shutterstock

pixel
Temas relacionados:

Noticias

Déjanos tus comentarios


.